Estos son los miedos más habituales a la hora de comprar una casa

Estos son los miedos más habituales a la hora de comprar una casa
3 septiembre, 2019 REDPISO

Adquirir una vivienda es no sólo una gran inversión, sino que también se trata de una de las decisiones más importantes que tomaremos en la vida (en lo económico y en lo emocional). Si ya hemos hablado de algunos factores a tener en cuenta, hoy queremos recopilar algunos de los miedos más habituales cuando vamos a comprar una casa.

Miedo a pagar de más por la propiedad

Todos tendemos a ser excesivamente cautos en muchos momentos. En ocasiones pasamos mucho tiempo investigando el mercado y esto, aunque no es del todo malo, termina por provocar un análisis excesivo que a veces dificulta tomar una decisión.

La única manera de superar este miedo es por medio de un estudio de mercado eficiente. ¿Y cómo puedes hacer esto? Investiga (puedes apoyarte en expertos y agencias inmobiliarias) y compara propiedades similares en la misma zona. Recuerda que en el mercado inmobiliario no hay gangas, ten cuidado cuando encuentres una propiedad cuyo precio sea excesivamente atractivo para la zona en la que se encuentra.

Miedo a comprar la casa equivocada

El mercado inmobiliario está lleno de incertidumbre y el temor a perder la casa perfecta es muy común entre los compradores. La gente suele preguntarse si es mejor comprar una casa pequeña cerca de la ciudad o una casa con más metros cuadrados pero lejos de los centros de trabajo o de los colegios. Siempre existe la duda de qué es mejor ¿comprar una casa nueva, o una usada y remodelarla?, ¿cuáles son las mejores zonas?

El consejo es que te lo tomes con calma. Siéntate y traza una estrategia para tu compra. Pregúntate: ¿en qué etapa de la vida estás? ¿Qué metas personales, familiares y profesionales tienes a corto plazo?, ¿qué es lo que realmente importa para ti? Todo se reduce a establecer tus prioridades. También al presupuesto disponible, claro está.

d

Miedo a los trámites

El proceso de compra de una propiedad puede ser abrumador para muchos compradores, sobre todo para quienes lo hacen por primera vez o para los que han tenido alguna mala experiencia en ese sentido.

Confía en las agencias inmobiliarias, profesionales dedicados a conocer los pormenores del mercado y sus trámites, ya que serán quienes mejor sabrán guiarte en la compra de tu casa y sus procesos.

Miedo a un cambio económico

En ocasiones, se tiene miedo de estar comprando en el pico del mercado y pagar un precio elevado. La preocupación de que la situación de la economía cambie, de perder el trabajo y no poder pagar la hipoteca también está presente.

Mientras algunos compradores observan cuidadosamente el mercado, con el objetivo de  ganar a su vez dinero con la nueva propiedad, otros no se preocupan tanto. Son aquellos que van a comprar una casa donde planean vivir muchos años. En ese caso, el estado del mercado es menos relevante. Lo que gana peso es el estado financiero y emocional. En resumen: el mejor momento para comprar es cuando estés preparado.

Miedo a no poder pagar la casa

Ser el dueño de la casa te da una gran tranquilidad, pero conlleva responsabilidades que quizá no habías considerado. Por ejemplo: el gasto del mantenimiento, la comunidad, impuestos…

Para que des el paso sin miedos, haz un presupuesto detallado en el que consideres tus ingresos y cada gasto mensual, incluyendo el pago de la casa. Al final debe quedar un balance holgado, que te permita tener un colchón para imprevistos.

Miedo a perder una gran oportunidad

El mayor de todos los miedos es el de perder “la casa”, esa de la que te enamoraste nada más verla. Es típico que las personas se preocupen de que la propiedad perfecta esté a la vuelta de la esquina y se pierda si no compran justo ahora.

Cuando compras un inmueble, lo haces en un momento concreto. No pienses en lo que puede haber dentro de unos meses. Lo mejor que se puede hacer es asegurarse de haber peinado el mercado por completo, por lo que todo lo que depende de nosotros estará hecho. Probablemente no cambie mucho de aquí a un tiempo. O sí. Pero esto tampoco podemos saberlo.

La llegada de los miedos ante una situación de compra de vivienda es normal. Pero recuerda que un exceso puede ralentizar e incluso bloquear una serie de planes que suponen un cambio importante en tu vida. Así que, si quieres cambiar de casa, ¡a por ello!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

dos × 3 =