Motivos para vivir en Barcelona

Motivos para vivir en Barcelona
14 febrero, 2020 REDPISO

Después de su transformación y apertura al Mar Mediterráneo en los Juegos Olímpicos de 1992, la ciudad condal se ha convertido en una de las ciudades más visitadas de Europa y del mundo en la que uno de sus principales atractivos, además de su extensa oferta en actividades culturales y ocio, son las impresionantes joyas arquitectónicas del modernismo como la Sagrada Familia, la Casa Batlló, La Pedrera y el Park Güell, construidos por el famoso arquitecto Antoni Gaudí. Barrios, gastronomía… Hay mucho que ver y que hacer y en Barcelona. Vamos a conocer más.

La Sagrada Familia

Entrar en el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, la obra maestra inacabada del genial arquitecto Antonio Gaudí, es una de las mejores cosas que hacer en Barcelona. Gaudí, máximo exponente del modernismo catalán, cogió las riendas de la construcción de esta iglesia en 1883, de la que un año antes se había colocado la primera piedra, dejando, a su muerte en 1926, todos los planos para que futuros arquitectos pudieran finalizar la obra.

La Sagrada Familia es una maravilla tanto por dentro como por fuera, nada comparable con otras iglesias del mundo, empleando Gaudí en ella toda su experiencia y nuevas técnicas. El arquitecto creó un estilo naturalista, donde todos sus elementos fluyen en completa armonía. En el exterior destacan las tres fachadas dedicadas al Nacimiento, Pasión y Gloria de Jesús y las torres que llegarán hasta los 172 metros cuando se termine el monumento.

¿Cuándo ocurrirá eso? Se espera que esté terminada para el año 2026, que se ha puesto como fecha límite, y una vez acabada se convertirá en la iglesia cristiana más alta del mundo. Para entrar a la Sagrada Familia, hay que tener en cuenta que es uno de los monumentos más visitados de Europa, por lo que se forman largas colas además de tener un cupo limitado de entradas diarias que se agotan bastante rápido. Una opción para asegurarte la entrada y conocer mejor la historia de este edificio es reservar una visita con guía y sin colas.

Barrio Gótico

El origen del Barrio Gótico de Barcelona se remonta a la época romana, de la que todavía se pueden ver algunos restos de la antigua ciudad de Barcino, aunque su máximo esplendor lo consiguió durante la Edad Media con la construcción de iglesias y palacios góticos.

Una de sus iglesias más famosas es la Catedral de la Santa Creu i Santa Eulàlia, una maravilla gótica del siglo XIV que destaca por su fachada y un interior con un precioso claustro y un coro tallado en madera que te dejará sin palabras. Después de visitar esta iglesia te recomendamos perderte por sus calles estrechas empezando por el Carrer del Bisbe y encontrando rincones mágicos que visitar como la plaza de Sant Felip Neri, el Palau del Bisbe, el Templo de Augusto, la Plaza del Rey, la Plaza Sant Jaume, la iglesia de Santa Ana y la magnífica Plaza Real.

Además de recordar su pasado medieval, este barrio también tiene un importante legado judío al ser la residencia de la comunidad hebrea más grande de la península. Recorre esta zona llamada El Call de Barcelona para descubrir sus rincones más famosos y verás edificios como la Sinagoga Mayor, la más antigua de España y la única de las cinco medievales que se conserva.

Casa Batlló

Una de las grandes joyas de la ciudad es la Casa Batlló, declarada Patrimonio de la Humanidad y una de las obras maestras de Antonio Gaudí. Esta joya del modernismo catalán, situada en el elegante Paseo de Gracia, te impresiona a primera vista por su espectacular fachada inspirada en las formas orgánicas de la naturaleza. Además de maravillarte con su exterior, te aconsejamos disfrutar de un interior lleno de magia y fantasía gracias a sus formas onduladas, el patio de luces y la azotea llena de chimeneas sorprendentes. Al salir de la Casa Batlló, te aconsejamos dedicarle tiempo a los edificios vecinos como la Casa Amatller, Casa Josefina Bonet, Casa Mulleras y Casa Lleó Morera, geniales obras de arquitectos modernistas y que todas juntas forman la llamada Manzana de la discordia.

Las Ramblas

Esta avenida de un kilómetro y medio que va desde la Plaza Cataluña hasta el Monumento a Colón es un hervidero de actividad en cualquier momento del día, donde además de ver artistas callejeros en la parte final del recorrido hay varios puntos destacados que merecen un tiempo como el mercado de La Boquería, que tiene numerosos puestos de venta de productos de calidad y restaurantes para tapear. Tampoco te puedes olvidar de ver el mosaico de Miró y beber en la fuente de Canaletas, famosa por ser el lugar donde los aficionados del Fútbol Club Barcelona celebran los títulos de su equipo. Además, dicen que el que bebe su agua, vuelve a Barcelona. En una de las calles adyacentes de esta calle se encuentra el Palau Güell, otra de las maravillosas obras modernistas de Gaudí. El recorrido por su interior hasta la terraza llena de chimeneas de colores es simplemente mágico.

Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

El Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, construido entre 1902 y 1930 por el arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner y su hijo, es otro de los edificios que ver en Barcelona declarados Patrimonio de la Humanidad. Situado a pocos metros de la Sagrada Familia, este antiguo hospital sorprendía por un conjunto de edificios modernistas de ladrillo rojo y una gran plaza central, que ayudaban en su momento, con un ambiente tranquilo y de gran belleza, a la curación de los pacientes. En 2009 se trasladó el hospital y el equipo médico a unas nuevas instalaciones situadas en el extremo norte del complejo.

El Born, uno de los lugares que visitar en Barcelona

Situado justo al lado del Barrio Gótico, entre Vía Laietana y La Barceloneta, se encuentra uno de los barrios más de moda de Barcelona: El Born. Sus calles estrechas y adoquinadas se llenan de restaurantes de tapas, cafés con encanto, boutiques, tiendas y locales para tomar la primera copa de la noche. Aunque hay muchos lugares importantes que ver en El Born, la joya es la magnífica basílica de Santa María del Mar, de estilo gótico, y famosa por la novela ‘La catedral del mar’, de Ildefonso Falcones.

Otra actividad obligatoria es pasarse por el impresionante Palau de la Música Catalana, un edificio modernista, construido entre los años 1905 y 1908 por el arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner, que tiene la única sala de conciertos declarada Patrimonio de la Humanidad.

Otro de los lugares destacados del barrio es el Museo Picasso, con la colección más importante que hizo el genial pintor durante su juventud. Además de los lugares mencionados, antes de irte del barrio, no puedes dejar de visitar el antiguo Mercado del Born, recorrer el Passeig de Born y la calle Montcada, ver la capilla Marcus y la Iglesia de Sant Pere de les Puelles, comer en el Mercado de Santa Catarina, para finalizar en la bonita Estación de Francia.

Park Güell

Vamos con otro lugar declarado Patrimonio de la Humanidad en Barcelona, que también es uno de los parques más bonitos del mundo: el Park Güell. Este enorme parque de cuento de hadas realizado por Gaudí sorprende a todos los visitantes con sus esculturas, fuentes y edificios inspirados en las formas onduladas de la naturaleza. Uno de los habituales rincones favoritos es la Plaza de la Naturaleza, que tiene en uno de los laterales un banco ondulado lleno de preciosos mosaicos y unas vistas increíbles de toda la ciudad. La imagen más famosa del parque (y uno de los souvenirs típicos de Barcelona) se encuentra en la Escalinata del Dragón, una gran escalera con una fuente y la famosa escultura del dragón.

Otros rincones interesantes del parque son la Sala Hipóstila, la Casa del Guarda, el Pórtico de la Lavandera y los Jardines de Austria, aunque lo mejor es pasear sin rumbo fijo y dejarse sorprender. Hace unos años se restringió el acceso al parque y dejó de ser gratis. Además, sólo se permite la entrada cada media hora a un cupo de 400 personas, por lo que se forman largas colas, sobre todo en temporada alta y fines de semana. Se recomienda reservar esta entrada con antelación.

Miradores de Barcelona

Otra de las mejores cosas que hacer en Barcelona es subir a alguno de sus miradores naturales o situados en edificios para ver el atardecer sobre la ciudad o simplemente disfrutar de las vistas. Además del Park Güell, estos son algunos de miradores que no te puedes perder en Barcelona:

  • Montjuic: esta icónica montaña situada a 175 metros de altura ofrece vistas de toda la ciudad desde varios puntos como: el Castillo de Montjuic, el Museo Nacional de Arte de Cataluña, los Jardines del Mirador del Alcalde y el teleférico.
  • Basílica Santa Maria del Pi: esta iglesia ofrece las mejores vistas panorámicas del casco antiguo desde su enorme campanario de más de 50 metros de altura.
  • Bunkers del Carmel: situado en la zona alta del Turó de la Rovira, a 250 metros de altura, este mirador es perfecto para hacer un picnic al atardecer al lado de restos de bunkers antiaéreos y unas increíbles vistas de la ciudad.
  • Tibidabo: situado a la Sierra de Collserola, a más de 500 metros de altura, es un excelente mirador además de tener un divertido parque de atracciones que visitar en Barcelona.

Casa Milà

Subiendo por el Paseo de Gràcia desde la emblemática Plaza de Cataluña llegarás a la Casa Milà, otra de las obras más famosas de Gaudí que visitar en Barcelona. Este edificio modernista construido entre 1906 y 1912 fue llamado popularmente La Pedrera por su fachada sobria de piedra formando arcos ondulados. Durante esta etapa, Gaudí estaba en uno de sus momentos más creativos aportando nuevas soluciones que lo llevarían a la cumbre de la arquitectura con su estilo naturalista y que se ve reflejado en este edificio. Además de su fachada, merece la pena hacer un recorrido por su interior pasando por el antiguo piso de los señores Milá, situado en la primera planta e ir subiendo hasta llegar a la azotea, que maravilla con sus grandes torres de ventilación y chimeneas transformadas en obras de arte.

Como en todas las obras realizas por este arquitecto se forman interminables colas en la entrada, por lo que es recomendable reservar esta entrada con antelación. Además una forma original de visitar La Pedrera es reservar esta visita nocturna que incluye un espectáculo audiovisual en la azotea.

Otros barrios

Además del Barrio Gótico y el Born, hay otros barrios que debes ver en Barcelona. Uno de los más famosos es el barrio de Gracia, que parece un pueblo dentro de la gran ciudad y ha sabido mantener la autenticidad alejándose de las grandes cadenas de tiendas y restaurantes. En sus calles estrechas y plazas llenas de ambiente, encontrarás bares y tiendas de toda la vida mezclados con otras de diseño más actual. Alguno de sus rincones más famosos son las plazas de la Virreina, del Sol, de la Revolución o la del Diamante, que junto a la Calle Verdi, son puntos de encuentro para locales y turistas.

Otro de los barrios favoritos de los turistas y más de moda es el antiguo barrio industrial de Poblenou. En este barrio que se abrió al mar con la celebración de los juegos Olímpicos, puedes disfrutar de buenas playas como la del Bogatell, Nova Icària y Mar Bella, además de pasear por la Rambla del Poblenou, que dispone también de una buena oferta de restauración y galerías de arte.

Otro plan que te recomendamos es comer pescado y marisco fresco en alguna de las tabernas de La Barceloneta, otro de los barrios míticos de la ciudad. También es un buen lugar para hacer deporte por su paseo marítimo con sus gimnasios al aire libre y para relajarse en la playa con vistas al espectacular hotel W Barcelona.

Fuente: Viajeros Callejeros

 

Dónde dormir en Barcelona

Redpiso cuenta con dos oficinas en la ciudad condal: Barcelona y Sant Antoni. En ellas podrás adquirir y alquilar viviendas en Barcelona con la ayuda de grandes profesionales que además son grandes conocedores de la zona.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

13 − 5 =