Casas encantadas en España (II)

Casas encantadas en España (II)
28 agosto, 2019 REDPISO

Continuamos con el serial sobre las casas encantadas más famosas de España, adentrándonos en la leyenda que esconden. No todas estas casas misteriosas son grandes mansiones o palacios… Veamos por qué.

Casa Lercaro (San Cristóbal de La Laguna, Tenerife)

Año de construcción: Finales del siglo XVI

Historia

Este palacio fue propiedad de una familia de prósperos comerciantes italianos: los Lercaro. Según la leyenda, la joven Catalina Lercaro fue obligada por su padre a casarse con un hombre de buena posición pero que era mucho mayor que ella. El día de la boda, Catalina, desesperada, decide acabar con su vida arrojándose al pozo del palacio. Dado que se trataba de un suicidio, la Iglesia negó a la familia dar a su hija una sepultura cristiana, por lo que esta fue enterrada en una de las estancias de la casa.

Hundida en la tristeza y señalada por la población local, la familia decide abandonar la casa y trasladarse a la ciudad de La Orotava, donde levantaron otro palacio. Sin embargo, el espíritu atormentado de Catalina se negó a abandonar la antigua casa. En 1993 se llevan a cabo trabajos de restauración en el palacio con objeto de albergar el Museo de Historia de Tenerife. A raíz de las obras, varios testigos comienzan a relatar fenómenos inexplicables.

Varios trabajadores del museo relatan actividades paranormales en el mismo. Vasos que explotan, cambios drásticos de temperatura, sonidos de pasos en habitaciones cerradas… En lo que muchos coinciden es en la visión de una joven en momentos en los que no debería haber nadie…

Preventorio de Aigües de Busot (Alicante)

Año de construcción: 1838

Historia

La historia de este imponente edificio, hoy abandonado, comienza en pleno siglo XIX, cuando el Conde de Casas Rojas decide construir un hotel de lujo en una zona famosa por sus aguas termales junto a Alicante. En muchas ocasiones, las casas encantadas y los hoteles embrujados están íntimamente relacionados. Este es uno de esos casos. El llamado Hotel Miramar Estación de Invierno estaba provisto con todos los lujos de la época: balneario, casino, sala de fiestas, instalaciones deportivas… En él se daba cita lo más distinguido de la alta sociedad española; incluso la propia Familia Real visitó sus instalaciones. El hotel balneario estuvo en funcionamiento hasta 1920 (según la leyenda, el Conde lo perdió en una partida de póker).

En 1936 estalla la Guerra Civil y el hotel pasa a ser del Estado, que le dio una función totalmente diferente: la de hospital tuberculoso infantil. Funcionó como tal hasta que en 1967 cerró sus puertas dado que la enfermedad había dejado de ser una lacra.

Hoy abandonado, la leyenda habla de la figura de una mujer vestida de blanco que se aparece por los pasillos del preventorio. La Dama Blanca, como se la conoce, reía cuando todo iba a ir bien y lloraba cuando se acercaban los problemas. También son muchos los que afirman haber sido testigos de sucesos inexplicables, como voces, sombras que se mueven y reflejos misteriosos en espejos.

Casa de los miedos (Guía, Gran Canaria)

Año de construcción: Desconocido, posiblemente primer tercio del siglo XX

Historia

Se desconoce cuándo comenzó la historia de esta casa, hoy en ruinas. Está ubicada en una zona humilde y campesina de Gran Canaria. En el pueblo se habla de una pareja de recién casados que habitó la casa. Se trataba de gente malhumorada y de gran codicia que engañaron a varios vecinos del pueblo para hacerse con su dinero. Una noche, los vecinos que habían sido estafados acudieron a la casa llenos de indignación y, como castigo ejemplar, mataron a las gallinas y al ganado que la pareja poseía. Al estruendo de la matanza acudió la pareja, que acabó por correr la misma suerte que sus gallinas y murieron a manos de aquellos a quienes habían timado. Pese a la tranquilidad reinante en las noches del pueblo, nadie salió en su auxilio pues las peleas entre ambos eran bastante habituales.

La casa fue habitada una y otra vez y todos los moradores acababan por abandonarla debido a los ruidos de cadenas, golpes y estruendo que los despertaba cada noche. Incluso afirmaban escuchar el incesante cacareo de las gallinas en el corral, que ya se encontraba vacío.

 

Relacionado:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

seis − 6 =