Baja el stock de la vivienda nueva

Baja el stock de la vivienda nueva
12 julio, 2019 REDPISO

El stock de vivienda nueva sin vender alcanzó las 459.876 unidades a cierre de 2018. Este dato supone una reducción del 3,6% con respecto al año anterior, además de significar la cantidad de excedente más baja que se registra en España desde 2007, según los últimos datos del Ministerio de Fomento.

Con esta nueva caída, el número de viviendas nuevas sin vender suma ocho años de reducción, desde 2010. Si se compara con los máximos que se registraban en 2009, con 649.780 viviendas, el excedente de vivienda nueva se ha reducido cerca de un 29%. Madrid, Barcelona y Alicante son, por este orden, las provincias que más excedente tienen sobre el total nacional.

Las comunidades con mayor stock de vivienda nueva

Si hablamos de comunidades autónomas, nos encontramos que el número de viviendas nuevas sin vender cayó en 2018 en todas ellas con dos salvedades: Islas Canarias (0,86% más), y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde subió en conjunto un 70,26% con respecto a 2017. Los mayores descensos se produjeron en el País Vasco y en Islas Baleares, con caídas superiores al 10%, el mismo porcentaje al que se redujo el stock de obra nueva en las provincias de Gipuzkoa, Málaga, Huelva, Huesca, Lugo y Baleares.

La Comunidad Valenciana fue la que sumó más viviendas nuevas sin vender en 2018: un total de 86.137. La siguen Cataluña (73.048) y Andalucía (69.327). Las tres acumulaban cerca de la mitad (el 49,7%) del stock de vivienda nueva de España. Por detrás se situaron, aunque ya lejos, la Comunidad de Madrid (40.145), Castilla-La Mancha (39.998), Castilla y León (32.079) y Canarias con (29.237).

Ventajas de la vivienda seminueva

En la comparación entre vivienda nueva y seminueva, encontramos que por ejemplo esta última incluye una operación que se va a cerrar en menos tiempo. Otro detalle a tener en cuenta es que tanto la casa como el barrio están terminados, y no hay que hacer visitas periódicas a la casa ni preocuparse por el estado de la obra, así como evitar un barrio en construcción y en el que, en el momento de entrar a vivir, no tendría mucho.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

cuatro × cuatro =