Por qué deberías tener plantas en casa

Por qué deberías tener plantas en casa
16 mayo, 2019 REDPISO

Son un componente más de nuestra vivienda: son naturales, dan color…y además mejoran nuestra calidad de vida. Las plantas y las flores pueden ser de utilidad en más aspectos de los que imaginamos. Vamos a repasar los principales motivos por los que tener plantas en casa es bueno para ti.

La estética

El primer motivo es el más evidente de todos: la decoración. Los colores vivos y naturales de las flores, su explosión de vida ayudan a generar un ambiente más agradable. Esto provoca que allí donde hay flores haya también más energía positiva. Hay un sinfín de tipos de plantas, con diversos tamaños y colores, por lo que podremos elegir cuáles se ajustan más a nuestros gustos y al espacio del que disponemos.

Purifican el aire de tu casa

Las flores aportan humedad al ambiente, reducen el CO2 y además generan oxígeno mediante la fotosíntesis. De esta manera renuevan purifican el aire de las zonas menos ventiladas de tu casa, lo que nos ayudará a respirar mejor. Además, puedes aromatizar así tu casa de forma natural sin necesidad de aerosoles ni otros productos artificiales.

Disminuyen el estrés

Se ha comprobado que las flores ayudan a relajarse, disminuyendo las toxinas que genera el constante estrés por el trabajo o las actividades del hogar. Gracias a esta circunstancia, la presencia de las plantas ayuda a la concentración, por lo que mejora el rendimiento laboral y el estudio.

Hidratan la piel

Como hemos citado anteriormente, las flores generan humedad en el ambiente, lo que mejora la calidad del aire y facilita que las personas que viven en una casa con flores tengan la piel menos reseca.

Neutralizan los ruidos

Las flores también pueden absorber los ruidos. Esto hará que ubicar macetas en lugares donde hay mucho ruido que viene de la calle, por ejemplo, ayuden a combatir la contaminación acústica. De hecho, cada vez se piensa más en recubrir los muros con vegetación, ya que funcionan como aislante térmico y acústico.

También se pueden comer

Además de todo lo citado anteriormente, las plantas que tenemos en casa pueden formar parte de nuestra dieta. Esto ocurre, por ejemplo, en algunos países como los Países Bajos. Evidentemente no quiere decir que todas las plantas sean comestibles, pero sí que muchas de ellas tienen propiedades alimentarias e incluso medicinales. Albahaca, diente de león, perejil, verdolaga, romero, salvia, menta, espinacas, acelgas, espárrago…

Ahora ya sabes que, además de decorativas, las plantas tienen un montón de ventajas. ¿A qué esperas para buscar tus favoritas?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 × cinco =