Los pueblos más bonitos de Andalucía (II)

Los pueblos más bonitos de Andalucía (II)
26 junio, 2020 REDPISO

Segunda parte de nuestro repaso de algunos de los pueblos más bonitos de Andalucía para visitar en verano, ahora que podemos ir volviendo poco a poco a la normalidad. Recuerda que nuestros comercios nos necesitan, fomentemos el turismo nacional para ayudarnos entre todos.

Olvera (Cádiz)

Enclavada en la sierra de Cádiz pero con la mirada puesta en las provincias de Sevilla y Málaga, la antigua Hippa romana ha llegado hasta nosotros como una de las poblaciones más atractivas de la región, habiendo sido declarada conjunto histórico-artístico. Llaman la atención su fortaleza de origen nazarí y la imponente iglesia dedicada a Nuestra Señora de la Encarnación, rodeadas de un caserío escalonado de entramado irregular.

Lucainena de las Torres (Almería)

Al norte de la Sierra Alhamilla y lindando con el Parque natural de Cabo de Gata, llama la atención esta atractiva población cuyos orígenes se pierden en la prehistoria pero cuya principal seña de identidad está relacionada con la minería, representada por los restos de las ocho torres de fundición del carbono de hierro que se extraía en su entorno. También tiene mucho encanto su aldea marinera de Agua Amarga, donde se cargaba el mineral.

Montefrío (Granada)

Bajo la sombra de un peñón donde se encuentra un castillo de origen nazarí y la iglesia que los Reyes Católicos construyeron a su vera, ha crecido este precioso pueblo cuajado de monumentos de distintas épocas. Vale la pena visitar también, a 5 km, la Peña de los Gitanos que alberga restos arqueológicos que van desde el Neolítico hasta la Edad Media.

Chiclana de Segura (Jaén)

Enclavado en un llamativo cerro de la aún muy desconocida comarca jienense del Condado y formando parte del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, esta población es uno de los secretos mejor guardados de Andalucía. Cuenta con castillo y una hermosa iglesia parroquial pero lo que más llama la atención es la armonía de su serpenteante conjunto urbano encaramado en la misma roca.

Pampaneira (Granada)

Compitiendo con Bubión y Capileira al pueblo más bonito de las Alpujarras, esta pequeña población, en el Barranco de Poqueira, conserva su estructura original de origen bereber destacando sus característicos ‘tinaos’ y ‘terraos’, señas de identidad de su arquitectura popular. Desde su Paseo de García Lorca se contempla unas de las panorámicas más impresionantes de toda la provincia.

Sanlúcar de Guadiana (Huelva)

En uno de los rincones más desconocidos de la provincia, frente al pueblo portugués de Alcoutim, se alza esta pintoresca población fluvial que se ha mantenido en perfecta armonía con el paisaje que la rodea. Entre sus monumentos destaca la iglesia dedicada a Nuestra Señora de las Flores.

Setenil de las Bodegas (Cádiz)

Descrito por el escritor Caballero Bonald como una pesadilla arquitectónica o un literal sobresalto geológico, este pueblo, enmarcado en la Ruta delos Pueblos Blancos gaditanos, es uno de los más originales de Andalucía. Se caracteriza por sus viviendas trogloditas a varios niveles que se asoman al curso del río Guadalporcún. Todo ello coronado por los restos de un castillo, la Iglesia Mayor y el antiguo Ayuntamiento.

Vélez-Blanco (Almería)

Escondida en el extremo norte de la provincia, a 1.100m de altura, se alza esta preciosa población protegida por el imponente Castillo de los Fajardo. Su rotunda estampa de casas blancas cubiertas de tejas guarda un elevado número de casas palaciegas y edificios singulares. En sus alrededores se puede visitar la Cueva de los Letreros donde se descubrió la pintura del ‘indalo’, declarada Patrimonio de la Humanidad.

Zuheros (Córdoba)

Entre el Parque Natural de la Sierra Subbética y la Campiña Cordobesa, este pueblo que apenas alcanza los 900 habitantes es sobre todo conocido por ser la puerta de entrada a la impresionante Cueva de los Murciélagos, pero es al mismo tiempo una de las poblaciones más atractivas y mejor conservadas del interior de Andalucía. Cuenta con un castillo, pero sobre todo con una multitud de estrechas y sinuosas calles que desembocan en minúsculas plazas llenas de encanto.

Relacionado:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

2 × uno =