Juegos de toda la vida para pasar tiempo en casa con niños

Juegos de toda la vida para pasar tiempo en casa con niños
13 marzo, 2020 REDPISO

La emergencia sanitaria provoca efectos colaterales como el cierre de colegios y guarderías, así como recomendaciones de trabajar desde casa. Todo esto puede ponerle las cosas difíciles a los padres pero, una vez conseguida la no siempre tan sencilla tarea de compaginar horarios, tocará pensar cómo seguir haciendo vida lo más normal posible (atendiendo siempre a las indicaciones de las autoridades sanitarias). ¿No sabes cómo entretener a los más pequeños estos días? Aquí te dejamos unas cuantas ideas de juegos tradicionales y otros más actuales para poder pasar tiempo en casa con niños de la forma más divertida.

Muy sencillo: papel y lápiz

Una opción para pasar tiempo en casa con niños jugando es esta, con sólo dos elementos que todos tenemos: papel y lápiz. Por ejemplo, puedes jugar a Stop, donde tienes que pensar una palabra que empiece por una letra determinada con las categorías que quieras (nombre de persona, animal, comida, película, país…) y el primero en terminar dice stop y se va sumando puntos según cuántas categorías haya completado. También puedes dibujar el árbol genealógico, para que tus hijos conozcan más a la familia, incluso a los que ya no están, algo que siempre es bonito y curioso para ellos (además es buena excusa para rescatar algún álbum de fotos).

Otra idea es continuar la historia: el primer jugador escribe una frase, pasa el folio al siguiente y este escribe la siguiente frase del cuento, y vuelve pasarlo… Con esto desarrollarás su imaginación y sin duda será divertido. Y, por último, puedes jugar a Oso: sólo tienes que colocar la letra O por turnos sobre los cuadrados del papel, y estar atento a cuando una S una dos O para formar la palabra. También puedes jugar colocando líneas, y estar atento a cuando una cuarta línea termine de cerrar el cuadrado.

Lo mejor: utilizar la imaginación

Hay multitud de juegos para pasar tiempo en casa con niños, tantos como vuestra imaginación os permita, y en ocasiones ni siquiera se necesita papel y boli. Podéis poner en marcha la búsqueda del tesoro, escondiendo algo por la casa y dibujando un mapa con pistas y acertijos para que tu hijo encuentre dicho tesoro; o adivinar el personaje, donde un jugador piensa en un personaje conocido y el resto deben adivinarlo con preguntas de sí o no; o ¿qué ha cambiado?, donde el niño sale de la habitación, cambiamos algún objeto de sitio y tiene que adivinar qué es; o los famosos y míticos palabras encadenadas, teléfono escacharrado o “veo veo”. Tampoco se necesita gran cosa para jugar a las tres en raya o hundir la flota, ya que, de no tenerlo por casa, podremos fabricarlo de forma muy sencilla.

También puedes jugar a cambiar números por palabras: los jugadores van contando hasta diez alternativamente, a quien le toque llegar hasta diez sustituye uno de los números por una palabra, y se vuelve a contar. Por ejemplo, si sustituimos el número dos por “gato”, el primer jugador diría “uno”, el segundo “gato”, el primero “tres”… Y así hasta llegar a diez y sustituir otro número por otra palabra.

Para pasarlo bien, lo mejor es estar juntos

Además de lo citado anteriormente, con muy pocos recursos puedes crear camisetas personalizadas (sólo necesitas camisetas blancas básicas y pintura de ropa), escribir mensajes ocultos con papel y limón (una técnica algo que también puedes emplear en la búsqueda del tesoro), hacer tus propios disfraces con cosas que tengas en casa (sábanas viejas, cartones, papel de plata…), plantar legumbres en un algodón mojado, bolos caseros, (con botellas de plástico vacías y una pelota de tenis).

Otra buena forma para hacer más ameno el pasar tiempo en casa con niños puede tener relación con el aprendizaje. Dependiendo de la edad de tus hijos puedes, por ejemplo, jugar a repasar geografía: no hay colegio, pero se pueden repasar los países y sus capitales, las banderas, los ríos y las montañas. También puedes aprovechar para introducirles en el mundo de la cocina, preparando, por ejemplo, recetas fáciles y divertidas como pizza o postres. También puedes aprovechar para disfrutar del mejor cine en familia. El objetivo, ya sabes: pasar tiempo en casa con niños de la forma más amena posible. Estando todos juntos es más sencillo.

 

Relacionado:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

cinco × 3 =