Complicaciones que surgen tras comprar una casa

Complicaciones que surgen tras comprar una casa
25 octubre, 2019 REDPISO

Sabemos de sobra la importancia que tiene la inversión en una vivienda. Por eso, lo mejor es que tengamos en cuenta todos aquellos detalles que van a ser importantes para nosotros, tanto antes como después. Vamos a recopilar algunas de las complicaciones que surgen tras comprar una casa.

Trámites posteriores a la firma

Un contrato de compraventa no termina con la firma ante el notario. Una vez reunidos los documentos necesarios, formalizado el contrato donde se especifica la forma de pago, y una vez firmadas las partes en la notaría, viene una serie de trámites que no son tan complejos pero de los que no hay que olvidarse. Es indispensable que acudas con tu copia de la escritura, en caso de que el contrato sea por un crédito hipotecario, o bien con la escritura original si el pago ha sido completo, a las oficinas correspondientes para poner la nueva propiedad a tu nombre. Después debes acudir a tu ayuntamiento para solicitar el cambio de propietario.

Obras no regularizadas

Si la casa tiene una ampliación visible reciente o en proceso de obra, incluso si se encuentra en construcción todavía, no olvides solicitar la licencia de construcción correspondiente. En caso de que no la tengan y la compres, tendrás que regularizar este proceso solicitando una licencia de obra a la oficina correspondiente del ayuntamiento.

Planos correspondientes

Es muy importante guardar siempre unos planos ejecutivos de nuestra vivienda. Esto nos será de ayuda de cara a cualquier modificación, revisión o reforma que se pretenda hacer en el futuro. Cuando se trata de una casa en construcción, las empresas desarrolladoras suelen entregar los planos a los nuevos propietarios, incluso a veces con propuestas de diseño y ampliación. Cuando compras una casa a terceros, ya sea usada o construida de manera independiente, muchas veces los antiguos propietarios no tienen planos arquitectónicos. Lo que debes hacer es contratar un despacho de arquitectos o ingenieros y solicitarles un levantamiento físico de la propiedad, incluyendo el terreno, para elaborar los  planos. En este caso obtendrás una descripción de los espacios y las dimensiones, pero algunos detalles no podrán incluirse, como las líneas de electricidad o los materiales de algunas zonas. Al menos contarás con una clara descripción de la edificación y la mayoría de sus elementos de cara a posibles complicaciones que surgen tras comprar una casa.

Las condiciones del baño

El cuarto de baño es uno de los espacios más delicados y que más se desgastan en una casa. Si al comenzar a vivir ahí descubres que tiene demasiado desgaste, es necesario, por salud, sustituir los revestimientos y colocar un nuevo aislante en las zonas húmedas, cambiar las llaves y válvulas y tal vez hasta los grifos. Una sola fuga puede traer muchísimos problemas a largo plazo.

Iluminación natural y ventilación

Otra de las complicaciones que surgen tras comprar una casa tiene que ver con las ventanas. Es posible que en tus primeras visitas no te dieras cuenta de que había poca luz natural o que cuenta con pocas ventanas. Es importante que una casa disponga de entradas de luz y de ventilación natural. Para ello será necesario que busques la ayuda de un profesional del diseño para abrir algún muro, un tragaluz en el techo o una serie de ventanas en las habitaciones para que entre mucha más luz. Es preferible que se encuentren en muros opuestos para permitir también una buena ventilación.

Espacios muy limitados

Es posible que en su momento te gustara lo bien separados que estaban los espacios con muros o celosías. Pero igual al entrar a vivir te das cuenta de que se te hace muy estrecho o que limitan el paso. Para ello tendrás que abrir espacios y derribar algún muro separador. Pero, eso sí, hazlo con especialistas, no todos los muros dentro de casa se pueden tumbar: algunos son los soportes básicos de la estructura.

Instalaciones y cimentación

Cuando se trata de una casa de obra nueva no deberían existir estos problemas, pero sí son complicaciones que surgen tras comprar una casa de segunda mano y es algo que debes revisar. Si hay fallos en la electricidad, los focos duran poco, los electrodomésticos se apagan constantemente, o bien llegan facturas desorbitadas en la electricidad o el agua, contrata a un especialista en el tema para que revise la infraestructura y realicen los cambios necesarios. Es mejor invertir de inicio que pagar demasiado en tus facturas o reformas de emergencia en el futuro.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

cinco + dos =