Cómo eliminar las humedades de tu casa en invierno

Cómo eliminar las humedades de tu casa en invierno
8 noviembre, 2019 REDPISO

A veces no nos damos cuenta de cómo la meteorología o el clima afectan a los edificios. Y es que las viviendas también sufren los cambios de estación. Sin ir más lejos, durante los meses de calor es más raro que aparezcan problemas de humedades que, sin embargo, sí son más habituales con la llegada de los meses fríos. Durante el invierno, las bajas temperaturas y las lluvias hacen que a las viviendas sean más susceptibles de comenzar a tener problemas de humedad estructural. Vamos a repasar cómo eliminar las humedades de tu casa ahora que llega el frío.

La diferencia de temperatura entre el calor del interior del inmueble y el frío del exterior y una mayor hermeticidad pueden provocar la aparición de humedades por condensación. También es en esta época en la que más suelen salir a la luz los problemas en las terrazas traducidos en goteras, o cuando se producen más filtraciones de agua. Los efectos más visibles suelen ser la aparición de hongos en paredes o techos, la escamación de pinturas, los cristales empañados, el mal olor o la sensación de frío. Problemas a tener muy en cuenta porque pueden desencadenar en importantes inconvenientes estructurales e, incluso, desembocar en problemas respiratorios, óseos o musculares para las personas que habiten esos inmuebles.

Humedad por condensación

En los meses fríos es más factible que se acumule humedad ambiental en la vivienda, y eso favorece la aparición de la condensación y el temido moho. Para ponerle freno, existen sistemas que eliminan los problemas de condensación interior y mejoran el comportamiento térmico de la zona tratada. Aptos para todo tipo de viviendas, locales comerciales o empresas, en determinados casos es necesario ir un paso más allá e instalar un sistema que consiste en insuflar un caudal permanente y centralizado de aire exterior, con una leve sobrepresión que empuja la humedad hacia el exterior mediante extracciones en cada habitación. El aire exterior se trata y precalienta hasta 18 grados y renovando el aire interior de la casa.

Filtraciones

Se debe, principalmente, a problemas de capilaridad o por filtración de muros contra terreno. Se produce cuando estamos en zonas con un nivel freático muy elevado, los muros se ponen en contacto con el suelo, absorben el agua y se producen filtraciones. Estos problemas pueden solucionarse mediante incubados o tratamientos de inyecciones de resinas metal-siliconadas, que consisten en formar una barrera impermeable a lo largo de las paredes afectadas, de tal forma que se logre saturar completamente la zona baja de la pared, impidiendo la absorción de agua del soporte en contacto.

Goteras de terrazas

Generalmente se producen por el mal estado de las propias terrazas, cuya realidad aparece con las lluvias. Aquí es necesario adaptarse a cada tipo de obra: cubiertas ajardinadas, piscinas, sótanos, terrazas, depósitos, etc. Un técnico especializado debe analizar el problema para ofrecer un diagnóstico completo que garantice la mejor solución para eliminar definitivamente el problema. De ahí que sea especialmente importante que cuanto se producen este tipo de problemas se cuente con un especialista en humedades.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 + nueve =