Qué ver en Griñón (I)

Qué ver en Griñón (I)
13 enero, 2020 REDPISO

El municipio de Griñón se encuentra a 28 km al sur de la ciudad de Madrid, muy cerca del límite con la provincia de Toledo. Situado en la zona de turismo de Madrid de la Comarca Sur, entre las vegas de los ríos Guadarrama y Jarama, cuenta, según censo de 2019, con 10.319 habitantes. Hay varios motivos por los que merece la pena valorar Griñón como ubicación de su residencia. Aquí le ofrecemos algunos.

Colección de pintura contemporánea

Conformada por los Fondos pictóricos del ayuntamiento a través de ocho ediciones (2001-2010)  del Certamen de Pintura Rápida Al Aire Libre y de donaciones de distintos artistas al Ayuntamiento de Griñón. Una colección de 39 obras que reflejan nuestro municipio a través de la mirada de más de una veintena de artistas de la talla de Miguel Recuero o Ramón Córdoba. Sala de exposición permanente: Centro de Recursos Juveniles.

Comunidad, colegio e iglesia de La Salle

Los Hermanos de La Salle se instalaron sobre el solar del antiguo feudo de nobleza de los marqueses de Santiago, que luego pasó a manos de la condesa de Campo Alange. Adquirida la finca en 1916  tras las negociaciones realizadas por el Hno. Provincial y el Hno. Arsenio, llegan los primeros tres hermanos de La Salle: Ludovico María, Ibistión Luis y Arturo. Poco después se incorporó el hermano Casiano. En octubre de 1916 da comienzo su actividad como casa religiosa que desde el principio se dedicó a Casa de Formación. En 1919 se inaugura el Noviciado menor con veinticinco aspirantes que procedían de la Casa de Bujedo (Burgos). La iglesia y el colegio se edificaron posteriormente gracias al donativo que deja D. José Manuel Espelius, en memoria de su esposa fallecida, Doña Gertrudis Pedroso y Pedroso,  a la Fundación Patronato San José.

La iglesia, entre el neo románico y el neo gótico, fue construida por el arquitecto D. Plácido Francés Mejías (1928-1930). De planta de cruz latina, tiene una sola nave de 35 metros de largo y 12 metros de ancho. La altura hasta la clave de las bóvedas es de 16 metros. Hay que destacar los dieciséis ventanales decorados con vidrieras artísticas de la casa Dietrich de Barcelona, distribuidos en el ábside, laterales y pie de la iglesia. Así como un gran rosetón. La imagen de la Inmaculada esculpida por D. Miguel Ramos Santamaría a la que se honra en la Iglesia, la Custodia adornada con joyas personales de la Doña Gertrudis por los talleres de Granda y columnas policromadas por D. Gregorio, altares y crucifijo. La inauguración oficial de la Casa y la iglesia aconteció en el 1930.

La iglesia y las demás instalaciones jugarían un destacado papel durante la Guerra Civil al ser utilizada como Hospital de Sangre. Al inicio de la contienda, la fachada de la iglesia sufrió algunos desperfectos en la fachada y la imagen de la Virgen Inmaculada resultó bastante dañada. Ésta fue restaurada  por Víctor de los Ríos poco después. Posteriormente se ha dedicado principalmente a la enseñanza, siendo un referente notorio en la educación de los jóvenes griñonenses. Dispone de un museo con una capilla dedicada a los Beatos Mártires de Griñón y una sala con  exposición de vidrieras, muebles, objetos antiguos y paneles iluminados en los que se puede apreciar la historia de la casa desde su fundación hasta nuestros días.

Convento de las clarisas

El convento de las Clarisas de la Anunciación fue fundado por el presbítero D. Rodrigo Vivar en 1525. El edificio conventual de Griñón es de estilo barroco con muros de ladrillo y mampostería en cajas. La arquitectura del retablo mayor es de estilo renacentista con decoración plateresca de madera policromada. Contiene pinturas ejecutadas por el pintor toledano Juan Correa de Vivar, sobrino del fundador, entre 1533 y 1536. A los lados de la nave de la iglesia y en el coro alto hay tres retablos de gran valor, de la escuela madrileña del siglo XVI.

El monasterio guarda entre otros tesoros, varios cuadros de los siglos XVI y XVIII e innumerables imágenes. La iglesia y las demás dependencias del monasterio, fueron bendecidas por el obispo auxiliar de Toledo el 27 de febrero de 1727, bajo la advocación de Ntra. Señora de la Anunciación. Conserva una airosa espadaña que soporta tres campanas de distintos tamaños. La mayor de ellas luce en lugar preeminente la leyenda “IOSEPH, IHS MARIA”.

La losa de sencilla pizarra negra al pie del altar mayor de su iglesia, guarda los restos de D. Rodrigo de Vivar, fundador del convento, y que aquí reposan según sus deseos. El convento fue declarado Patrimonio Histórico-Artístico por la Comunidad de Madrid en 1998.

El carraperal

El arroyo continúa por el centenario pinar de El Carraperal. Zona de recreo para los habitantes y visitantes de Griñón que constituye el pulmón de la localidad.

Ermita del cristo aparecido

Levantada sobre los restos de una ermita anterior, su origen lo podemos encontrar en torno a la tradición o leyenda ocurrida en el año 1569 (según aparece relatado en las “Relaciones de Felipe II” de la aparición de una imagen de un pequeño cristo sin cruz). En el lugar donde se encontró se levantó un humilladero para venerar al mismo.

Vivir en Griñón

¿Quieres hacer realidad tu sueño de vivir en tu casa ideal? Te presentamos Residencial Lares de Griñón, un conjunto residencial de 57 viviendas de obra nueva en Griñón. Pisos, bajos y áticos dúplex de 2 y 3 dormitorios, con plaza de garaje y trastero incluidos en el precio. Diseño moderno con calidades de primera, priorizando la confortabilidad y el ahorro energético. Queremos que la experiencia de comprar tu nueva vivienda sea mucho más que adquirir una casa. Por eso, te acompañamos a lo largo de todo el proceso, ofreciéndote asesoramiento, perspectiva de mercado e información puntual sobre el avance de la obra.

 

Relacionado:

Qué ver en Griñón (II)

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

14 + trece =