Pueblos de Madrid para una escapada (I)

Pueblos de Madrid para una escapada (I)
24 junio, 2020 REDPISO

La crisis del coronavirus ha provocado, a su vez, nuevas crisis en diferentes sectores de la sociedad. Uno de ellos es, por motivos evidentes, el turismo. Muchas comunidades y ciudades han iniciado diferentes campañas para promocionar sus playas, gastronomía, museos, y cualquier zona de interés turístico. ¿Qué mejor forma de viajar este verano que apoyando el patrimonio nacional y a nuestras ciudades y pueblos, con sus respectivos comercios? Iniciamos este recorrido por algunos de los pueblos más bonitos de España repasando pueblos de Madrid ideales para una escapada.

Buitrago de Lozoya

En la sierra de Guadarrama y a 74 kilómetros de Madrid, encontramos Buitrago de Lozoya. Es una visita corta, que apenas te llevará un par de horas, pero que merece la pena hacer. Al fin y al cabo es el único pueblo de Madrid que conserva íntegramente el recinto amurallado, levantado entre los siglos XI y XII. Se puede dejar el coche en un pequeño parking gratuito que hay en el centro del pueblo, pero fuera de las murallas, y cruzar por el Puente del Arrabal, también llamado Puente Viejo. En la Plaza de los Caídos está la Iglesia de Santa María, del siglo XIV. Es una iglesia sencilla, de una sola nave y torre mudéjar, pero si vas cuando está abierta deberías entrar a verla. El artesonado de madera del techo es una maravilla.

Enfrente de ella hay unas escaleras que te permiten subir a la muralla, declarada Monumento Nacional en 1931. Es de origen musulmán, aunque ha sido restaurada varias veces a lo largo de los siglos. Se puede pasear por un tramo bastante grande donde hay expuestas réplicas de armas medievales muy curiosas de ver. También merece la pena acercarse al castillo, de estilo gótico-mudéjar, con un impresionante patio de armas, un foso que lo protegía de los ataques y numerosas torres, todas diferentes entre sí.

Pero lo que, sin duda, sorprende más del pueblo es el pequeño museo que tiene dedicado a Picasso. Fue inaugurado en 1985 y tiene más de 60 obras diferentes, como cerámicas, grabados o bocetos. Son piezas donadas por Eugenio Arias Herranz, natural de Buitrago, y peluquero y amigo del pintor. Se conocieron en Francia, durante el exilio, y su amistad duró más de 25 años. Al parecer Eugenio afeitaba y cortaba el pelo de Picasso pero se negaba a cobrarle, así que el artista solía regalarle dibujos y piezas dedicadas. El tema taurino está muy presente pues los dos eran grandes aficionados, pero lo bonito del museo es interpretarlo como un símbolo de la amistad de ambos hombres.

Si te decides a visitar Buitrago de Lozoya, puedes hacerlo también durante la feria medieval que realizan a primeros de septiembre, en el verano para visitar las piscinas naturales de Riosequillo o en Navidad, y disfrutar del Belén viviente declarado Fiesta de Interés Turístico en 2001.

Chinchón

Otro pueblo de la comunidad de Madrid que recibe muchas visitas es Chinchón. Está a unos 45 kilómetros de Madrid y es un pueblo de ambiente tradicional y muy castellano. Se dice que su plaza mayor es de las más bonitas de España. Es de origen medieval, con soportales y cerrada por casas de tres plantas. Destacan los llamativos balcones de madera, donde es una pasada comer. Eso sí, id temprano porque son pequeñitos y siempre están hasta arriba. La plaza se ha utilizado a lo largo del tiempo como corral de comedias, escenario de autos sacramentales e, incluso, como plaza de toros. De hecho, aún hoy alberga los eventos más importantes de Chinchón.

Otro lugar que visitar es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que empezó a construirse en 1534 pero no se terminaría hasta un siglo después, por lo que mezcla diferentes estilos. Su mayor atractivo es el retablo mayor, que contiene un cuadro de Francisco de Goya, la Asunción de la Virgen. El hermano de Goya fue capellán de esta iglesia, por lo que solía visitar Chinchón a menudo. Al parecer se sentaba en la plaza mayor a pintar, y de ahí que el pueblo cuente con una obra suya.

Pero Chinchón es conocida también por la bebida que lleva su nombre. Una especie de anís que existe desde el siglo XVII y que era muy popular en España antes de que se popularizaran otras bebidas alcohólicas como el whisky, el ron o la ginebra.

La Hiruela

La Hiruela está también en los alrededores de Madrid, a unos 100 kilómetros. Forma junto con Montejo de la Sierra, Prádena del Rincón, Horcajuelo y Puebla de la Sierra, un espacio natural llamado Sierra del Rincón y declarado por la UNESCO “Reserva de la Biosfera” en 2005. Tiene construcciones curiosas para ver como un colmenar tradicional, un molino harinero o una carbonera. Además hay un museo etnológico que cuenta las costumbres tradicionales de la zona. Pero lo más destacado del pueblo son las numerosas sendas y rutas naturales que parten de él. Son antiguos caminos de cultivo que te llevarán hasta algunos miradores muy chulos. Si te interesa el senderismo, aquí tienes las rutas más importantes que puedes hacer.

Patones de Arriba

Patones de Arriba es uno de los pueblos más bonitos de Madrid, con sus casas de pizarra y su arquitectura típica de los llamados “Pueblos negros”. Para llegar hay que ir hasta Patones y tomar una carretera muy estrecha y empinada. Al pueblo no se puede acceder en coche por lo que hay que aparcarlo un poco antes de la entrada. Es un sitio prácticamente deshabitado y dedicado al turismo, con muchas de las casas antiguas reconvertidas en hostales y restaurantes. Las callecitas empedradas y las flores en las ventanas lo convierten en un lugar idílico, declarado Bien de Interés Cultural en 1999. En la parte baja del pueblo se puede visitar la zona del río, con la fuente, el antiguo lavadero y el puente. En la parte alta hay cochiqueras y bodegas construidas con piedra caliza y pizarra.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

2 × 2 =