Las mejores películas sobre mafia para ver en casa (II)

Las mejores películas sobre mafia para ver en casa (II)
16 marzo, 2020 REDPISO

¿Vas a estar algunos días sin salir de casa? Mejor: así debe hacerse, en la medida de lo posible. Uno de los mejores pasatiempos es el cine, que nos ayuda a ver mundo y conocer historias sin movernos de nuestro sofá y, precisamente por eso, vamos con la segunda entrega de las mejores películas sobre mafia. Películas que están entre las mejores de todos los tiempos y que están relacionadas con criminales trajeados que tienen un respeto especial por la familia.

Los intocables de Eliot Ness (Brian De Palma, 1987)

Chicago, años 30: época de la Ley Seca. El idealista agente federal Eliot Ness (Kevin Costner) persigue implacablemente al gangster Al Capone (Robert De Niro), amo absoluto del crimen organizado en la ciudad. La falta de pruebas le impide acusarlo de asesinato, extorsión y comercio ilegal de alcohol, pero Ness, con la ayuda de un par de intachables policías (Andy Garcia y Charles Martin Smith) reclutados con la ayuda de un astuto agente (Sean Connery), intentará encontrar algún medio para inculparlo por otra clase de delitos.

El irlandés (Martin Scorsese, 2019)

Frank Sheeran (aquí, Robert De Niro) fue un veterano de la Segunda Guerra Mundial, estafador y sicario que trabajó con algunas de las figuras más destacadas del siglo XX. ‘El irlandés’ es la crónica de uno de los grandes misterios sin resolver del país: la desaparición del legendario sindicalista Jimmy Hoffa (Al Pacino). Un gran viaje por los turbios entresijos del crimen organizado; sus mecanismos internos, sus rivalidades y su conexión con la política. Adaptación del libro ‘I heard you paint houses’, de Charles Brandt. Una de las grandes películas sobre mafia estrenadas recientemente.

Muerte entre las flores (Joel Coen, 1990)

Año 1929. Entre dos amigos surge una gran rivalidad a causa del amor de una mujer. Leo, un gángster que domina la ciudad, y Tom, su lugarteniente, se enfrentan en una guerra abierta que desencadenará traiciones, conflictos políticos, corrupciones y escisiones internas.

Trilogía de El padrino (Francis Ford Coppola, 1972, 1974 y 1990)

América, años 40. Don Vito Corleone (Marlon Brando) es el respetado y temido jefe de una de las cinco familias de la mafia de Nueva York. Tiene cuatro hijos: Connie (Talia Shire), el impulsivo Sonny (James Caan), el pusilánime Fredo (John Cazale) y Michael (Al Pacino), que no quiere saber nada de los negocios de su padre. Cuando Corleone, en contra de los consejos de su consigliere Tom Hagen (Robert Duvall), se niega a participar en el negocio de las drogas, el jefe de otra banda ordena su asesinato. Empieza entonces una violenta y cruenta guerra entre las familias mafiosas, en lo que supone la primera parte de la trilogía de películas sobre mafia más grande de todos los tiempos, con escenas inolvidables y unos personajes que son historia del cine.

El precio del poder (Brian De Palma, 1983)

Tony Montana (Al Pacino) es un emigrante cubano frío e implacable que se instala en Miami con el propósito de convertirse en un gangster importante, y poder así ganar dinero y posición. Con la colaboración de su amigo Manny Rivera, inicia una fulgurante carrera delictiva como traficante de drogas con el objetivo de acceder a la cúpula de una organización de narcos.

Promesas del este (David Cronenberg, 2007)

El misterioso Nikolai (Viggo Mortensen) es el chófer de una importante familia mafiosa de Europa Oriental. Semyon, el jefe del clan, detrás de una sonrisa encantadora, esconde una naturaleza fría y cruel. La estabilidad familiar se tambalea por culpa de Kirill (Vincent Cassel), su alocado hijo, que hace más caso a Nikolai que a su propio padre. La vida de Nikolai cambia de golpe cuando conoce a Anna (Naomi Watts), una enfermera que trabaja en un hospital de Londres. Anna, muy afectada por la muerte en el parto de una adolescente, decide buscar a la familia sirviéndose del diario que la chica dejó escrito en ruso. Lo malo es que sus indagaciones desencadenan la ira de los mafiosos.

Uno de los nuestros (Martin Scorsese, 1990)

Henry Hill (Ray Liotta), hijo de padre irlandés y madre siciliana, vive en Brooklyn y se siente fascinado por la vida que llevan los gangsters de su barrio, donde la mayoría de los vecinos son inmigrantes. Paul Cicero, el patriarca de la familia Pauline, es el protector del barrio. A los trece años, Henry decide abandonar la escuela y entrar a formar parte de la organización mafiosa como chico de los recados; muy pronto se gana la confianza de sus jefes, gracias a lo cual irá subiendo de categoría. Para muchos, ‘Uno de los nuestros’ es la gran obra maestra de Scorsese, y sin duda está en un puesto muy alto entre las mejores películas sobre mafia.

Sinopsis: FilmAffinity

Relacionado:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

20 + diez =