Hipoteca autopromotor: concepto, requisitos y consejos

Hipoteca autopromotor: concepto, requisitos y consejos
7 abril, 2021 REDPISO

Cuando soñamos o imaginamos como será nuestra casa, todos los detalles por insignificantes que sean, son importantes. La realidad es que la gran mayoría compra una vivienda que ya ha sido diseñada y construida por un tercero. ¿Qué mejor forma de llegar a la casa de tus sueños que construyéndola a medida? Es aquí donde el concepto de hipoteca autopromotor recobra fuerza y significado.

¿En qué consiste la hipoteca autopromotor?

La hipoteca autopromotor es un préstamo diseñado para todos aquello que desean construir su propia vivienda. Este tipo de hipoteca permite obtener dinero a medida que la vivienda va avanzando en su construcción. Los bancos cuentan con un producto similar a una hipoteca tradicional relacionada con la adquisición de una vivienda ya construida, pero con requisitos y características distintas.

Para pedir un préstamo hipotecario tradicional el primer requisito es contar con un inmueble, ya que el dinero prestado por la entidad debe ser proporcional al valor de la vivienda. Para obtener un préstamo autopromotor, el requisito indispensable es tener una parcela en propiedad en la que se pueda construir la futura vivienda o inmueble.
Una vez presentada la parcela, el banco irá facilitando el dinero de manera progresiva por etapas a medida que avancen las obras.

Por lo general, habrá un pago inicial preestablecido por el banco y cliente, y el resto se entregará en base a un calendario prefijado. Eso sí, para la entrega de la segunda fase del préstamo un arquitecto deberá ir certificando el avance de la obra.
Con respecto al importe de la financiación, el autopromotor podrá obtener el 80% del precio del inmueble. El resto deberá aportarlo el.

¿Qué requisitos hay que cumplir?

– La casa debe estar anclada al suelo; tiene que poseer cimentación.
– El ayuntamiento debe conceder la licencia municipal.
– El solar ha de tener certificación urbana.
– El proyecto tiene que contar con el visto bueno del Colegio de Arquitectos.
– El inmueble debe estar inscrito en el Registro de la Propiedad.
– Es necesario poseer un presupuesto de ejecución.
– La casa está obligada a contar con certificado de eficiencia energética.

Consejos

–  Es conveniente tener un suelo en propiedad y contar con ahorros suficientes para la iniciación de las obras.
–  Pedir varios presupuestos antes de elegir qué empresa constructora realizaran las obras.
– Conoce el valor de la vivienda real en el mercado.
– Revisa todas las condiciones de la hipoteca y asegúrate que se cumplen cada una de los requisitos que hemos visto anteriormente.

Si te ha parecido interesante este post y te  gustan los artículos relacionados con el sector inmobiliario, visita Redpiso News.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

4 × 4 =