Enfriar la casa sin aire acondicionado

Enfriar la casa sin aire acondicionado
24 junio, 2021 REDPISO
aire acondicionado

El verano está a la vuelta de la esquina y eso puede significar que hay que refugiarse del incómodo calor. Hay muchas formas para enfriar la casa sin aire acondicionado que os vamos a mostrar más adelante.

Si tu casa no tiene aire acondicionado o si simplemente no quieres estar utilizándolo a todas horas, todavía hay muchas cosas que puede hacer para enfriar la casa sin aire acondicionado. Desde Redpiso te vamos a contar algunas de las mejores maneras de enfriar tu casa sin la ayuda del aire acondicionado.

¿Cómo enfriar la casa sin aire acondicionado?

  • Mantén las ventanas cerradas y cubiertas

Durante los calurosos meses de verano, lo más fácil que puedes hacer para mantener fresca una habitación sin aire acondicionado es asegurarte de que las ventanas están cerradas. Si el aire de fuera es más caliente que el de dentro, mantener las ventanas cerradas ayudará a que el interior de tu casa se mantenga un poco más fresco.

 

  • Cierra y aísla las puertas

Si pasas la mayor parte del tiempo en una habitación, ten en cuenta la posibilidad de cerrar las puertas de las habitaciones que no utiliza tan a menudo, como las habitaciones o los baños. Cerrar partes de la casa hace que el aire fresco se concentre en una sola zona, y esto puede hacer que la habitación que más utilizas se enfríe más rápido y se mantenga fresca.

 

  • Intenta evitar el uso del horno

Intenta dejar de lado el horno, porque no hay nada que caliente más una habitación que un horno a 420 grados. Puedes buscar otra solución y es utilizar barbacoas al aire libre o cocinar otro tipo de cosas que no requieran el uso del horno.

 

  • Deja que entre el aire de la noche

Si vives en un lugar donde la temperatura baja por la noche, considérate un afortunado y abre las ventanas antes de irte a la cama. Trabajar con las temperaturas exteriores puede ahorrarte dinero y ayudarte a mantener tu casa fresca. Solo tienes que asegurarte de volver a cerrar las ventanas por la mañana para mantener el aire fresco antes de que haga demasiado calor fuera.

 

  • Aprovecha la luz solar y cambia las bombillas

Las bombillas y las lámparas, aunque no lo parezcan desprenden un calor terrible. Si su uso no es necesario, como por ejemplo durante el día, aprovecha la luz solar y evita encender las luces. Las bombillas incandescentes son las que más calor desprenden, ya que desperdician el 90% de la energía que consumen. Lo que se puede hacer es cambiarlas por bombillas fluorescentes compactas o bombillas LED puede marcar la diferencia a la hora de mantener tu casa fresca. Aparte, una ventaja añadida es que las bombillas de bajo consumo como éstas también ayudan a reducir la factura de la luz.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 + seis =