Depresión post-vacacional

Depresión post-vacacional
28 julio, 2021 REDPISO
depresión post-vacacional

La depresión post-vacacional es un fenómeno psicológico relacionado con las emociones que algunas personas experimentan cuando regresan a casa después de unos días de ausencia, generalmente en situaciones de vacaciones.

Nuestra mentalidad depende en gran medida de los cambios que experimentamos en nuestros hábitos y entorno. Uno de los ejemplos más evidentes de este fenómeno es la transición entre las vacaciones y el regreso al trabajo diario.

El final de las vacaciones puede llevarnos a una crisis emocional, haciendo que nos sintamos indiferentes, nerviosos e incluso ansiosos por volver a la vida cotidiana. Aunque sigue siendo un sentimiento pasajero y no supone ningún tipo de afección, podemos desarrollar pautas para prevenir o minimizar el llamado síndrome post-vacacional o depresión post-vacacional.

Cómo superar el síndrome post-vacacional:

Existen algunos ejercicios o actividades que pueden permitirle afrontar de nuevo su trabajo diario o volver de nuevo al ámbito laboral sin preocuparse por sufrir este tipo de estrés post-vacacional.

Desde Redpiso os vamos a dar algunos consejos de cómo superar la depresión post-vacacional:

  • Mantente optimista

La actitud es fundamental para afrontar cualquier tipo de situación. Para la depresión post-vacacional o el síndrome post-vacacional, se recomienda mantener un comportamiento positivo y alegre unos días antes y después de comenzar a trabajar. Esto es esencial para evitar sentirse incómodo, triste e inseguro como resultado de regresar al trabajo.

  • Cambia el pensamiento de estar de vacaciones

Todo el mundo sabe que nuestro horario es más flexible durante las vacaciones. Nos levantamos tarde, desayunamos tarde y nos acostamos tarde hasta altas horas de la noche. Por lo tanto, para evitar el síndrome posterior a las vacaciones, lo mejor es ajustar gradualmente el horario antes de comenzar nuevamente la rutina.

  • Buena actitud

Esto puede estar ligado al punto anterior, aun así intenta visualizar las emociones de volver a ver a los compañeros, o incluso organizar reuniones con ellos, y anímate a verte el primer día cuando vuelvas al trabajo.

  • Establecer metas a corto plazo

Establecer metas a corto plazo en el trabajo nos ayudará a inspirarnos para enfrentar las recompensas de las vacaciones de una manera vibrante. De esta forma, tendremos un objetivo que nos motive y dejemos de lado este síndrome post-vacacional.

  • Disfruta de los últimos días antes de la rutina

Si nuestro trabajo lo permite, podemos utilizar los días previos al inicio para planificar visitas o actividades que no realizamos durante el verano. Lo importante es que nos divertiremos, porque así reduciremos la tensión típica de estos días y el estrés post-vacacional.

  • Haz ejercicio

El ejercicio nos ayudará mucho en esta nueva adaptación, nos proporcionará bonitos momentos y sensaciones, saldremos de nuestra profesión y nos hará sentir mejor con nosotros mismos.

  • Tener buenos hábitos alimenticios

Desarrolle buenos hábitos alimenticios. La comida sana siempre te hace sentir mejor y tener la energía suficiente para afrontar nuevas responsabilidades. Volver a la vida diaria puede ser una de las excusas perfectas para cuidar nuestra dieta.

 

Por regla general hay que decir que este síndrome post-vacacional dura entre una semana o diez días, no suele durar más. En caso de lo contrario, debería acudir a un especialista.

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

11 + 9 =