Decora tu segunda vivienda en función de su origen y personalidad

Decora tu segunda vivienda en función de su origen y personalidad
31 julio, 2020 REDPISO
Decoración de vivienda vacacional

La segunda vivienda es un lugar destinado para el ocio, disfrute y relajación. La distribución del mobiliario y selección de materiales, tejidos y colores cumple un valor determinante para crear la sensación de paz que buscamos cuando estamos en ella.

Un error muy frecuente es convertir la vivienda vacacional en un mosaico compuesto por todo tipo de accesorios y muebles que renovamos o desechamos en nuestra vivienda habitual, sin ninguna coordinación estética entre ellos, dando sensación de bazar, almacén y desorden, contribuyendo a crear una atmósfera caótica y nada agradable.

Debemos enfocar nuestro esfuerzo en buscar armonía y equilibrio entre todos los elementos de la estancia. El mobiliario y los textiles deben ser fáciles de limpiar para minimizar el trabajo que dediquemos al mantenimiento y limpieza.

Algo que debemos tener en cuenta es que debemos de contar con los mismos electrodomésticos que utilizamos en nuestra vivienda habitual, desde el frigorífico, hasta el aire acondicionado o la secadora para que una limitada disponibilidad de ellos no suponga un freno para desplazarnos a nuestra segunda residencia.

Los muebles multifunción nos permitirán darles diferentes usos además de permitirnos la visita de amigos y familiares. Sofás o armarios que se convierten en camas, asientos que funcionan como mesas supletorias o estanterías que sirven de mesas de desayuno.

Los espacios exteriores como terrazas, porches o jardines deben ser tan cuidados como los interiores, ya que en primavera y en época estival pasaos mucho tiempo en ellos y es el lugar idóneo para cenas, fiestas y juegos. Si tenemos vistas de ensueño, lo ideal es colocar el mobiliario de tal manera que las podamos disfrutar desde el interior de la casa.

Las casas situadas junto al mar tienen el inconveniente de ser húmedas por lo que debemos escoger materiales resistentes a la humedad y a la corrosión. Una buena opción es el mobiliario elaborado con maderas tropicales, como la madera de Teca, originaria de India, de Camboya, de Laos y de Vietnam, y de plantaciones en áreas tropicales en África y en América Latina. Su buena estabilidad, se le ha de sumar su alta resistencia al agua, al agrietamiento o la ruptura, pues tiene un aceite natural que la hace impermeable, lo que la hace una madera usada frecuentemente en la construcción naval.

Con las visitas a la playa es frecuente que traigamos agua y arena a las estancias con lo que es recomendable suelos de mármol, gres, cerámicos o terrazo.

En las casas de playa es muy importante la luz natural, la decoración tiene que ser ligera y minimalista, predominado los azules y blancos combinados con elementos color arena y mostaza. Los elementos marineros y conchas naturales son ideales para decorar. El lino, algodón y gasa dan un aire fresco a la vivienda.

Las típicas casas de pueblo que pasan de generación en generación rebosan de tradición, cultura, familia e historia, por lo que estos elementos deben estar presentes en su decoración.
Las estancias de estas casas pueden enriquecerse con elementos tradicionales del entorno, como cerámicas, botijos, mimbre, patios, ganchillo, calderas, estufas, forja…
Para estas viviendas es ideal restaurar muebles antiguos y crear un ambiente vintage.

En las casas de campo se debe optar por colores tierras, ocres, amarillos y rojizos capaces de destacar la belleza de los muebles de madera, típicos de estas casas, poner un toque de calidez y dar un aura campestre a la vivienda. Las cocinas de campo son decoradas con cacerolas de cobre y de aspecto antiguo, vajillas de porcelana con motivos florales y utensilios de madera a la vista

En las casas de montaña con chimenea, éstas se convierten en las grandes estrellas en torno a las cuales están distribuidos todos los elementos de su salón. En la montaña se descarta el minimalismo, triunfan los tejidos con estampados escoceses, alfombras gruesas de lana, trofeos y artículos de decoración elaborados con maderas y materiales naturales. El color predominante es el marrón al que se le da luz con otros elementos en tonos crudos, lámparas auxiliares y velas.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

6 − 3 =