Cómo preparar tu piscina de cara al verano

Cómo preparar tu piscina de cara al verano
14 mayo, 2021 REDPISO

En la fecha en la que nos encontramos, con el verano a la vuelta de la esquina y los días de calor llegando con fuerza, empieza a apetecer los baños en la piscina. Para muchas familias se ha convertido en un ritual preparar la piscina de cara a la temporada veraniega, cuidando al detalle todos los aspectos necesarios para lucir piscina en los meses de junio, julio y agosto.

Como requisito básico, antes de darte el primer baño de la temporada son necesarios ciertos cuidados relacionados con el mantenimiento y la limpieza de la piscina. Desde Redpiso os vamos a dar algunos consejos o trucos básicos para preparar tu piscina para el verano.

  1. Realiza todos los retoques y trabajos necesarios antes de que llegue el calor.

Un error muy común es pretender preparar y acomodar la piscina a última hora, con las altas temperaturas ya presentes. Si consigues hacerlo con antelación, evitaras no solo trabajar con calor, también conseguirás mejores resultados al no hacerlo bajo situación de presión o estrés.

Como consejo, antes de que llegue el calor revisa si la piscina sufre algún desperfecto mayor como gritas o similares ya que este tipo de trabajos requiere de tiempo y podrías verte dentro de la temporada de verano con la piscina en malas condiciones.

  1. Verifica la parte depuradora.

Uno de los procesos más importantes a la hora de preparar tu piscina para el verano es comprobar la parte depuradora. Es de vital importancia verificar esta parte de la piscina y retirar el resto de residuos alojados dentro de ella.

Las partes mecánicas de la piscina cumplen una función trascendental. Las bombas y los filtros se encargan de limpiar y depurar el agua todos los días y se deben revisar con cierta periodicidad para evitar problemas graves en tu piscina.

Después de este proceso puedes dejar que filtre durante un día completo para corroborar que no hay ningún problema y depura con normalidad.

  1. Revisa la célula cloradora.

Es positivo para tu piscina y recomendable para realizarle el mantenimiento anual observar si hay corrosión en las placas de la célula cloradora y fijar la atención en los bordes. Es el sitio más susceptible al deterioro. Hay ocasiones en la que la configuración de la misma no permite acceder a las placas para su correcto mantenimiento. En ese caso, te aconsejamos recurrir a un profesional especializado para que verifique que todo está bien.

En los sistemas de cloración salina es importante ver si están cubiertos de cal y limpiarlos según las especificaciones técnicas del fabricante.

  1. Controla el problema de algas

Un truco para solucionar este problema es usar floculantes que desprenden las algas de las paredes de tu piscina. Eso sí, hay que utilizarlos con control ya que en exceso puede acarrear problemas.

Si los niveles de Ph y cloro son correctos, no deberían aparecer problemas de algas. Aunque en teoría parezcan inofensivas, estos organismos acuáticos dañan la pileta con el paso de los años. Se adhieren con fuerza a los poros de la estructura y la piscina con el tiempo va deteriorándose.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

doce + diez =