Los municipios de España más baratos para comprar casa

Los municipios de España más baratos para comprar casa
8 mayo, 2016 REDPISO NEWS
casa en Recas

Al igual que encontramos zonas desorbitadamente caras para comprar viviendas, existen en España otros municipios con precios muy asequibles. Con todas las prestaciones necesarias y no muy apartadas de las grandes ciudades, estas casas ofrecen todo lo que un cliente busca sin salirse del precio. Según un estudio, el precio medio del metro cuadrado es de 1.635 euros y existen cinco municipios que ocupan el puesto de “los más baratos de España”.

El primero de ellos sería Recas, en Toledo, cerca de Madrid y con viviendas a muy buen precio. Tiene un precio por metro cuadrado de 665 euros, por lo que una vivienda en Recas de 68 metros cuadrados costaría 33.9000 euros.

El segundo municipio del ranking lo ocupa Castalla, en Alicante y muy cerca de la playa. En esta zona el precio del metro cuadrado es de 686 euros, costando una casa de 225 metros cuadrados (incluso chalets) 129.000 euros. Benigánim (Valencia) ocupa el tercer puesto. En una localidad de gran interés paisajístico, este municipio tiene un precio de 700 euros por metro cuadrado. Una vivienda de 85 metros cuadrados costaría 60.000 euros en Benigánim.

Caudete, en Albacete, también se encuentra dentro de este ranking ocupando el cuarto lugar. Su precio por metro cuadrado es de 722 euros, por lo que una casa de 90 metros cuadrados nos costaría 55.000 euros. Por último, el municipio de Callosa de Segura, en Alicante, está situado en quinto lugar. Cerca de Orihuela y con una gran historia a sus espaldas, esta localidad tiene un precio de 731 euros por metro cuadrado. Una casa de 200 metros cuadrados en Callosa de Segura costaría 128.000 euros.

Conociendo esta información, podemos estudiar si nos interesa adquirir una vivienda en alguno de estos municipios para obtener una casa con todas las prestaciones a un precio muy económico. Además, estas localidades se encuentran cerca de los núcleos urbanos, que son las zonas en las que se dispara el precio de la vivienda.